11 de Marzo – Día Mundial del Riñón – Clínica Modelo Lanus
(011) 4229-6000
Fechamarzo 11, 2021

11 de Marzo – Día Mundial del Riñón

Categories Flecha

En el día mundial del riñón, informamos acerca de las enfermedades renales: cuáles son, cómo se producen, cómo prevenirlas.

Los riñones cumplen una función clave en el organismo, filtrando los desechos y el exceso de líquido en sangre, pero cuando estos órganos fallan, se produce una acumulación peligrosa para la salud, que puede derivar en serios trastornos. 

Tienen tres funciones esenciales para el organismo:

  • Regulan el agua, sales y minerales y la presión sanguínea.
  • Eliminan desechos químicos de la sangre a través de la orina.
  • Producen hormonas para el control de funciones corporales.

Existen diversas enfermedades que pueden provocar el mal funcionamiento de los riñones, tales como:

  • Insuficiencia renal crónica
  • Cálculos en riñones
  • Hematuria
  • Proteinuria
  • Infecciones del tracto urinario crónicas o recurrentes

La insuficiencia renal crónica —o nefropatía— es la pérdida gradual de la función renal, una patología no transmisible que puede afectar severamente la calidad de vida del paciente y tiene una alta carga para el sistema de salud.

Se manifiesta en 5 etapas que están determinadas por la tasa de filtración glomerular. La filtración glomerular es el proceso por el cual los riñones filtran la sangre, eliminando el exceso de desechos y de fluidos. La tasa de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés) es un cálculo que determina lo bien que los riñones filtran la sangre.

La enfermedad renal puede aparecer a cualquier edad. Como se desarrolla de manera silenciosa y progresa a lo largo del tiempo, la mayoría de los pacientes no sabe que la tiene hasta que se manifiesta con un cuadro grave. 

En Argentina se estima que la presenta el 10% de la población y 20.000 personas mueren anualmente por complicaciones vinculadas con la enfermedad renal crónica. Cada año, 1.800 pacientes ingresan en lista de espera para un trasplante de riñón y 7.500 comienzan diálisis.

La enfermedad genera varios efectos en el cuerpo. El primero es que puede llevar a la falla renal, obligando al paciente a someterse a diálisis o a un trasplante renal. 

También afecta severamente el sistema cardiovascular, porque el aumento de potasio puede alterar el funcionamiento del corazón e incrementa el riesgo de muerte prematura por infarto o accidente cerebrovascular. 

La retención de líquidos causa hinchazón en brazos y piernas y su acumulación en los pulmones puede derivar en un edema pulmonar. 

Además, la enfermedad renal debilita los huesos y aumenta el riesgo de fracturas, provoca anemia, daños en el sistema nervioso central y disminución de la respuesta inmune, puede afectar la fertilidad y generar complicaciones en el embarazo.

Factores de riesgo

Las personas con más riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica son aquellas que tienen diabetes, hipertensión o quienes tienen antecedentes familiares de enfermedad renal. También presentan riesgo las personas mayores de 60 años y quienes toman medicación de manera frecuente.

Es importante chequear el buen funcionamiento del sistema renal si padece alguno de estos factores de riesgo:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Usted o un miembro de su familia sufre de enfermedad renal

Síntomas

En ocasiones, quien sufre de una enfermedad renal no presenta síntomas y estos aparecen recién cuando la enfermedad entra en etapas muy avanzadas. Por eso, es necesario un análisis de sangre u orina para detectar problemas renales.

Sin embargo, existen signos y síntomas que podrían indicar que hay enfermedad renal:

  • Presión arterial elevada.
  • Hinchazón de los ojos, las manos y los pies.
  • Orina con sangre, turbia u oscura.
  • Presencia de proteínas en la orina.
  • Orina nocturna, con mucha espuma y dificultad.
  • Fatiga y problemas de concentración.
  • Pérdida de apetito o de peso.
  • Picazón frecuente.

Prevención

Muchos de los factores de riesgo de la enfermedad renal crónica están vinculados con el estilo de vida (diabetes, presión arterial elevada, enfermedades cardiovasculares, tabaquismo, obesidad). Esto explica el creciente aumento de esta enfermedad, al igual que las otras no transmisibles. ¡La buena noticia es que puede prevenirse! Con solo cambiar ciertos hábitos podemos mantener la salud de nuestros riñones. Compartimos 8 claves para reducir el riesgo de contraer enfermedades renales:

  • Realizar actividad física: Al menos 30 minutos todos los días.
  • Controlar el nivel de azúcar en sangre
  • Controlar la presión arterial: tener presión alta puede significar que hay problemas en la función renal. 
  • Controlar el peso y alimentarse saludablemente: llevar una dieta baja en sodio y grasas.
  • Beber mucho líquido: Los riñones están compuestos en un 83% de agua, por eso es fundamental beber al menos 2 litros de agua por día.
  • No fumar y limitar el consumo de alcohol.
  • Realizar controles médicos periódicos. Un simple examen de orina verifica el correcto funcionamiento de los riñones. 

Tratamiento

Un profesional de la salud determinará si se necesita un tratamiento de diálisis para filtrar la sangre o un trasplante de riñón, de acuerdo a las características del paciente y al estadío en que se encuentre la enfermedad.

HEMODIÁLISIS

La hemodiálisis es un proceso artificial por el que se quitan las toxinas y exceso de líquido del cuerpo, función que antes realizaban los riñones. La sesión de hemodiálisis tiene una duración promedio de 4 horas, durante las cuales la sangre sale del cuerpo en pequeñas cantidades, atraviesa el filtro de la máquina de Hemodiálisis donde es depurada y luego vuelve al cuerpo. Para poder realizar el procedimiento se requiere de un acceso vascular específico (catéter o fístula arterio-venosa).

DIÁLISIS PERITONEAL

En este tratamiento el peritoneo del paciente actúa como filtro para depurar toxinas. A través de un catéter colocado en el abdomen, se introduce un líquido que permanecerá en el cuerpo del paciente durante unas horas y luego es drenado. Este procedimiento se repite 3 o 4 veces por día según indicación médica.

TRASPLANTE RENAL

El trasplante renal se efectúa a los pacientes que padecen una insuficiencia renal crónica irreversible y puede realizarse con un riñón de donante fallecido o de un donante vivo.

Este tratamiento, que reemplaza la función de los riñones enfermos, es el ideal cuando los pacientes se encuentran en etapa avanzada de la enfermedad renal crónica porque presenta muy buenos resultados, incluso pueden ser mejores a los que se obtienen con el tratamiento de hemodiálisis.

El servicio de Nefrología de Clínica Modelo Lanús se ocupa del estudio de la función renal, para la prevención, detección precoz y tratamiento de enfermedades que afectan a los riñones. Brinda atención médica a todo paciente internado o ambulatorio con patología renal.

Solicitá turno llamando al (011) 4229-6000 o por mail a turnos@clinicamodelolanus.com