31 de Mayo – Día Mundial sin tabaco – Clínica Modelo Lanus
(011) 4229-6000
Fechamayo 31, 2021

31 de Mayo – Día Mundial sin tabaco

Categories Flecha

El consumo de tabaco es la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria. Beneficios de mantener los ambientes libres de humo tanto para nuestra salud como para la de quienes nos rodean.

Según el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, la epidemia del tabaquismo afecta en Argentina a casi 9.000.000 de personas, lo que representa a 1 de cada 5 argentinos. El consumo de tabaco es la primera causa evitable de muerte prematura: produce más de 44.000 muertes anuales en nuestro país. También, la exposición al humo de tabaco es causa de enfermedad y muerte en las personas no fumadoras.

El consumo de tabaco es en sí mismo un factor para contraer coronavirus, por lo que hoy, más que nunca, se debe tomar conciencia del riesgo de fumar y, también, del riesgo que los fumadores le hacen correr a otras personas cercanas que no fuman. La evidencia científica recabada a lo largo de todo este año, demuestra que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer COVID-19, en comparación con los no fumadores.

¿Qué contiene un cigarrillo?

  • La nicotina es la sustancia que hace que el cigarrillo genere adicción. Tarda solo 10 segundos en llegar al cerebro.
  • Solo la mitad del cigarrillo está compuesta por hojas de tabaco. El resto son deshechos y polvo.
  • Los cigarrillos actuales contienen unos 600 aditivos para alterar el gusto, suavizarlo y facilitar el consumo masivo.
  • Se estima que el humo de tabaco contiene más de 7 mil componentes, de las cuales 70 sustancias producen cáncer y varias son radioactivas.
  • La combustión del papel también libera sustancias tóxicas.
  • El humo que se libera contiene monóxido de carbono, que al unirse con la hemoglobina altera el transporte de oxígeno a todos los órganos del cuerpo.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando dejás de fumar?

  • Tan solo 20 minutos después, la frecuencia cardíaca y la presión arterial regresan a los rangos normales.
  • 72 horas después, la musculatura bronquial se relaja mejorando la respiración.
  • Entre 1 y 9 meses después, disminuye la irritación bronquial y la sensación de falta de aire. Mejora la capacidad de hacer ejercicio.
  • 5 años después, el riesgo de padecer un ACV disminuye a los mismos rangos de una persona que nunca fumó.
  • 10 años después, la posibilidad de padecer cáncer de pulmón disminuye a la mitad.
  • 15 años después, las posibilidades de padecer enfermedades coronarias disminuyen hasta alcanzar el mismo nivel que las de un no fumador.

Algunas cifras que preocupan

  • El consumo de tabaco es la causa del 25% de todas las muertes por cáncer en el mundo. Al menos un tercio de los cánceres más comunes se pueden prevenir no fumando.
  • El consumo de nicotina y de productos de tabaco aumenta el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y neumopatías
  • Más de siete millones de muertes en el mundo se deben al consumo directo del tabaco y, aproximadamente, 1,2 millones al humo ajeno al que están expuestos los no fumadores

Beneficios de tener ambientes libres de humo

Generar ámbitos libres de humo tiene múltiples beneficios y protege a todas las personas, es decir, tanto a fumadores como a quienes no fuman. Entre sus beneficios, podemos destacar:

  • Mantener tu hogar o tu espacio de trabajo 100% libre de humo mejora tu bienestar y el de tu entorno.
  • Reduce el riesgo de contraer enfermedades, tanto en la persona que fuma como en sus convivientes.
  • Aumenta el nivel de satisfacción del exfumador y sus convivientes ya sea familiares, amigos o compañeros de trabajo.
  • Crea conciencia de autocuidado, especialmente en los hijos o familiares directos.
  • Dejar de fumar disminuye el riesgo adicional de muchas enfermedades relacionadas con el tabaquismo pasivo en los niños, tales como las enfermedades respiratorias (por ejemplo, el asma, bronquitis, bronquiolitis), y otitis.
  • Dejar de fumar disminuye la probabilidad de sufrir impotencia, de tener dificultades para quedarse embarazada, tener partos prematuros, hijos con insuficiencia ponderal al nacer o abortos.

Dejar de fumar para vivir más

Numerosos estudios científicos demuestras que dejar de fumar aumenta la esperanza de vida.

  • Al dejar de fumar hacia los 30 años de edad: se ganan casi 10 años de esperanza de vida.
  • Al dejar de fumar hacia los 40 años de edad: se ganan 9 años de esperanza de vida.
  • Al dejar de fumar hacia los 50 años de edad: se ganan 6 años de esperanza de vida.
  • Al dejar de fumar hacia los 60 años de edad: se ganan 3 años de esperanza de vida.

Consejos para dejar de fumar

Dejar de fumar puede ser todo un desafío, especialmente con el estrés social y económico derivado de la pandemia, pero aún así, hay muchas razones para dejarlo.

Te compartimos algunos consejos que pueden ayudarte a dejar este hábito tan nocivo para tu salud y la de tus familiares cercanos.

  • Hacé ejercicio. Hoy en día hay muchas aplicaciones y videos disponibles, a los que podés acceder desde tu teléfono o computadora. Por ejemplo, los ejercicios de respiración profunda son muy efectivos para mantener el autocontrol.
  • En el momento en que te dan ganas de fumar, bebé dos vasos de agua.
  • Buscá actividades sencillas, que ocupen tus manos y tu mente (por ejemplo: tejer, coser, hacer crucigramas, entre otros).
  • Tratá de no tener cigarrillos a mano, dejando disponible en tu hogar caramelos ácidos o chicles sin azúcar.
  • Aprovechá este momento en el cual hay que mantener limpias las superficies, para quitar el olor del cigarrillo de los objetos de tu casa y de la ropa.
  • Compartí el sentimiento de ansias que sentís, podés llamar a un amigo o familiar para que te brinde su apoyo y te aliente a no bajar los brazos.

Dejar de fumar no solo mejora tu calidad de vida, también la salud de quienes te rodean. Hoy, más que nunca, quienes lo dejan, ganan.

Fuente: Organización Mundial de la Salud