Cómo prevenir accidentes infantiles en el hogar – Clínica Modelo Lanus
(011) 4229-6000
Fechajunio 16, 2021

Cómo prevenir accidentes infantiles en el hogar

Categories Flecha

Las estadísticas de la Sociedad Argentina de Pediatría demuestran que es en los hogares, donde los bebés y niños sufren la mayor parte de los accidentes domésticos que requieren atención médica.

Los principales motivos de consultas a emergencias son quemaduras, cortes que requieren sutura, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas.

Estos incidentes pueden ser evitados, si los padres y cuidadores actúan adecuadamente en la prevención.

La mayoría de los accidentes ocurren en lugares donde hay:

  • agua: en el baño, la cocina, las piscinas
  • calor o llamas: en la cocina, cerca de las estufas
  • sustancias tóxicas: todo lugar donde se almacenen productos de limpieza y medicamentos.
  • altura: escaleras, ventanas muy altas o muebles que puedan escalar.

Los padres tienen la responsabilidad de proporcionar a sus hijos un entorno seguro. Ya desde el embarazo es fundamental comenzar con la transformación del hogar y tener previstos los métodos de seguridad para adaptar una casa a la llegada del bebé. Para crear un ambiente seguro en el entorno del bebé debemos tener en cuenta colocar:

  • Barreras de seguridad: Sirven para delimitar espacios y podemos colocarlas en aberturas y escaleras para evitar que el niño pueda trepar, subir o bajar peldaños.
  • Barandas en las escaleras: Deben tener 90 centímetros de altura como mínimo para evitar que el pequeño pueda saltarlos y entre los barrotes debe haber una distancia de seguridad de 10 centímetros.
  • Barras de protección para la cuna: Evitarán que el niño pueda caerse de la cama cuando empiece a rolar por sí mismo.
  • Tapas para los enchufes: Existen en el mercado diferentes modelos, pero el objetivo es el mismo, evitar la sobrecarga eléctrica si el  niño toca los enchufes.
  • Esquineros para las puntas de las mesas: Conviene proteger las esquinas de los muebles o mesas que queden a su alcance.
  • Antideslizantes: Se colocan dentro de las bañeras o duchas para evitar caídas
  • Bisagras de seguridad en las puertas: Impiden que puedan cerrarse de golpe. De esta forma protegeremos los dedos del bebé.
  • Protecciones en las ventanas: Debemos proteger las ventanas y balcones con rejas y cerramientos.  También es sensato disponer de un sistema de bloqueo que impida la apertura de puertas y ventanas corredizas que den al exterior o a los balcones.

Los niños carecen de experiencias para evitar el riesgo y el peligro. Por esta razón, es muy importante que adoptemos hábitos cotidianos para evitar estos tipos de accidentes.

A continuación te dejamos una lista de consejos para evitar los accidentes infantiles más comunes en el hogar.

  • Mantener fuera del alcance de los niños cualquier tipo de sustancia tóxica o cuya ingesta pueda ser perjudicial. En este punto, es importante prestarle una atención especial al sitio donde solemos colocar los medicamentos, los cosméticos, los productos de limpieza o las bebidas alcohólicas. Nunca deben estar al alcance de los niños.
  • Asegurar los muebles de grandes dimensiones a la pared de manera que no puedan caer si el niño se agarra a ellos para levantarse o si los trepa. También se recomienda evitar los manteles y colocar  adornos muy pesados sobre las mesas, sobre todo si el bebé está aprendiendo a caminar.
  • No dejar los cables de los electrodomésticos al alcance de los niños. Es recomendable dejarlos desconectados de la corriente cuando no se estén utilizando.
  • No dejar objetos pequeños ni cortantes al alcance de los niños, colocarlos siempre en los cajones más altos.
  • Limitar el acceso del niño al baño ya que, además de tratarse de una zona donde suelen haber gérmenes y bacterias, también es muy peligrosa dado que los sanitarios y la loza son muy resbaladizos.
  • Mantener todos los objetos del hogar en orden. Debes tener en cuenta que una buena parte de los accidentes domésticos se producen debido a objetos que estaban fuera de lugar y que provocaron una caída o un corte. Así el niño podrá deambular seguro por la casa.
  • Asegurar las alfombras al piso para que no se muevan.
  • Cerrar bien la llave del paso de gas cuando no se utilice.
  • Tapar las cacerolas y sartenes mientras se cocina. Elegir cocinar en las hornallas de atrás y mantener los mangos siempre hacia dentro
  • Mantener alejados a los niños de la cocina y de la zona de planchar cuando estamos realizando estas tareas.
  • Instalar un detector de humo en la vivienda.
  • Mantener alejadas del alcance de los niños las bolsas de plástico. Pueden introducirlas en la cabeza y asfixiarse.
  • Nunca dejar a los niños solos en la bañera para prevenir ahogamientos. Un minuto sin supervisión puede ser suficiente para que el menor se ahogue. 
  • Si existieran  armas de fuego dentro de la casa, asegurarse siempre de que estén descargadas, y guardadas bajo llave, lejos del alcance los niños.
  • Contar con un botiquín de primeros auxilios.
  • Siempre tener a mano, en un lugar visible los número de emergencias
  • Supervisar constantemente a los niños.

La PREVENCIÓN es la manera más eficaz para evitar accidentes infantiles dentro de casa.