Meningitis – Clínica Modelo Lanus
(011) 4229-6000
Fechamayo 10, 2022

Meningitis

Categories Flecha

La meningitis consiste en la inflamación de las membranas (meninges) que rodean al cerebro y la médula espinal. Habitualmente, aunque no en todos los casos, tienen una causa infecciosa.

Dentro de las meningitis de causa infecciosa, podemos distinguir las producidas por virus, las de origen bacteriano y las ocasionadas por hongos, que son las más raras.

Las meningitis virósicas son benignas y se suelen resolver de forma espontánea. Por el contrario, las bacterianas son graves y requieren tratamiento antibiótico urgente.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la meningitis es necesario el estudio del líquido cefalorraquídeo, que se extrae mediante una punción lumbar. Debe realizarse lo antes posible si no hay contraindicaciones. El examen del líquido cefalorraquídeo permite identificar el agente causante de la meningitis en la mayoría de los pacientes. En algunos casos, la punción lumbar se pospone hasta obtener una prueba de neuroimagen (TAC o resonancia magnética cerebral).

Medidas de prevención

Las meningitis (bacterianas y también virales) se previenen con vacunas. Por eso resulta de suma importancia cumplir con el calendario de vacunación. Las vacunas del sarampión, las paperas, la varicela y la gripe protegen de la meningitis, dado que estos virus pueden producir la enfermedad, pero es importante contar con las vacunas específicas para su prevención.

Además de la vacunación, para prevenir la meningitis es importe tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Lavarse frecuentemente las manos.
  • Evitar el contacto estrecho con personas que cursen la enfermedad.
  • Limpiar y desinfectar superficies con alcohol y/o lavandina.

También es necesaria la detección precoz, prestando especial atención a síntomas como:
• Convulsiones.
• Erupción cutánea.
• Náuseas o vómitos.
• Rigidez en el cuello.
• Fiebre alta y repentina.
• Falta de apetito o sed.
• Dolor de cabeza intenso.
• Somnolencia o dificultad para caminar.
Ante la aparición de cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados se debe realizar una consulta urgente en un centro de salud.

Tratamiento

En el caso de una meningitis bacteriana aguda, un retraso en el diagnóstico y en la instauración del tratamiento antibiótico puede implicar daño cerebral permanente con secuelas graves, incluso la muerte.

Es por ello, que ante la sospecha de una meningitis aguda de origen bacteriano se debe iniciar tratamiento antibiótico intravenoso urgente, incluso antes de realizar la punción lumbar que diagnostica la enfermedad.

Con un tratamiento apropiado y administrado a tiempo, los pacientes con una meningitis potencialmente grave pueden tener una buena recuperación de su salud y no padecer secuelas neurológicas.